Las Clases de yoga en Malasaña (Madrid) te ayudan a relajarte y a conectar mejor contigo mismo, por lo que mejoran tu calidad de vida y te ofrecen un estupendo equilibrio mente-cuerpo.

Ahora bien, los beneficios de las clases de yoga en Malasaña (Madrid) no son cosa únicamente de los adultos. También los niños pueden salir muy beneficiados si practican yoga con frecuencia. Debes saber que es un ejercicio físico que les aporta fuerza, flexibilidad, equilibrio y, desde luego, un magnífico apoyo para su educación emocional.

Es importante, en cualquier caso, que los introduzcas de manera divertida, pero seria, a través del juego y con el asesoramiento de un buen yogui. En cualquier caso, estas tres posturas figuran entre las más idóneas para los peques que quieren hacer yoga:

1. La flexión lumbar. Es estupenda para ganar flexibilidad y consiste en sentarse con las piernas estiradas hacia adelante. Una vez ahí, anímalo a intentar llegar hasta sus pies, manteniendo la postura unos segundos.

2. La cobra. Es una de las posturas más conocidas entre los chiquillos. Si quieres que tu peque la practique, colócalo boca abajo, tumbado, y pídele que incorpore su tronco superior despacio, con ayuda de las manos y manteniendo la parte inferior tan recta como estirada. Este ejercicio les otorga fortaleza, sobre todo en las manos y los brazos.

3. El árbol. La imaginación cobra un papel importante en su correcta ejecución, pues consiste en colocarse recto e imaginar que los pies son las raíces que te agarran al suelo. Seguidamente, tu peque deberá desplazar hacia la parte interna de la pierna contraria la planta de un pie y permanecer así mientras sea capaz. Si logra mantenerse estable, anímalo a elevar los brazos sobre su cabeza y continuar manteniendo la estabilidad, como un árbol agitado por el viento.

¿Quieres hacer yoga? Te esperamos en Ren Coach Boutique. ¡Infórmate ahora!